Almazara
Elaboración y envasado
     
   
       
Para evitar la pérdida de calidad, aroma y sabor del aceite, la recolección es transportada el mismo día a la almazara, para su molturación inmediata, evitando oxidaciones y garantizando una elaboración en óptimas condiciones.   La aceituna se descarga en la tolva de recepción, luego es transportada al proceso de limpieza que consiste en tres pasos: soplado del ramón y hoja, despalillado y lavado de la aceituna.   Una vez que la aceituna ha sido lavada y pesada, comienza el proceso de elaboración del aceite donde solo entra en contacto con acero inoxidable, ya que este material mantiene las propiedades del producto intactas.
         
   
         
Una vez elaborado, el aceite se almacena en depósitos de acero inoxidable protegido de luz y a temperatura constante hasta que sea envasado en los diferentes formatos posibles.